Gastronomía y Eventos

image

Cuando organizamos un evento o nuestra propia boda hay algo que nos suele llevar por la calle de la amargura, las mesas. Dónde sentar a nuestros invitados suele ser una ardua tarea que nos quita el sueño. Pero antes de llegar a este punto debemos decidir cómo numerar las mesas, es decir, de qué manera distinguir una mesa de otra y, así, poder organizar los meseros. Lo más común es darle un número a cada una de las mesas y, a partir de ese número ir incluyendo invitados en cada una de ellas.

Pero... Por qué no ir un poquito más allá y en vez de numerarlas nombrarlas. Cada mesa tendría un nombre distinto y, esto nos permitirá realizar unos meseros bonitos y originales. Para esto simplemente deberemos pensar en la personalidad de los anfitriones. Realmente cualquier cosa nos sirve. Desde nombres de flores, de películas, de cantantes, de discos, de ciudades, etc.

image

De esta forma cada una de nuestras mesas llevará un nombre distinto. Hay muchas formas distintas de presentar los meseros, alejándonos del típico tablón con folios pegados. Si nuestras mesas llevan nombres de películas podemos simular una taquilla y así los invitados deberán acercarse hasta allí para ver en qué lugar deben sentarse. También podemos utilizar un árbol bonito para colgar de él nuestros meseros. Si hemos pensado en poner nombres de grupos o cantantes queda genial organizar las mesas con discos de vinilo... Para esto las posibilidades son miles. Todo dependerá de nuestra propia imaginación.

image

Otra forma de organizar los meseros es escribir cada nombre de los invitados por separado indicando el número de mesa en el que irán. Para ello podemos utilizar pequeñas plantas o algún detalle que luego puedan llevarse a casa como recuerdo. Echándole un poquito de imaginación y estilo convertiremos nuestro evento en algo muy personal y creativo.

Dejar un comentario