Gastronomía y Eventos

image

En el momento en que comenzamos a preparar nuestra boda se nos pasan por la cabeza miles de cosas por hacer, elección del restaurante o finca en la que lo celebraremos, catering, trajes, flores, música, detalles y un largo etcétera. Para conseguir optimizar y empezar por el principio podemos comenzar seleccionando un tema o color sobre el que girará todo el evento. Esto nos va a ayudar a tomar otras decisiones como la elección de las flores, mantelería, sillas, etc.

Siempre podemos optar por la clásica boda decorada en tonos blancos, beiges y neutros. Eso nunca falla. Aunque si buscamos un evento especial con el que nos identifiquemos podemos arriesgar mucho más. No es necesario usar tonos vivos que no vayan con nuestra personalidad. Podemos darle un toque de colores pastel o usar el blanco como color principal dando un pequeño toque de color con las flores, servilletas y algunos detalles.

image

Para elegir el color principal de nuestro evento deberemos atender a algunos aspectos. Por ejemplo, si se trata de una boda al aire libre, en verano, podríamos usar tonos pastel combinados con corales que nos lleven a esa estación y se identifiquen con el entorno.

Por otra parte, si nuestra boda se va a celebrar de noche podremos usar infinidad de tonalidades. Desde colores muy vivos como los rojos, malvas y lilas hasta utilizar tonos más claros combinados con neutros. Esto también lo marcará la personalidad de los novios y el tipo de boda que deseamos.

image

Este color podrá formar parte de nuestra boda en mayor o menor medida. Lo podemos usar en el ramo, el mantel, las sillas, la corbata del novio, los arreglos florales, el ramillete para la solapa del novio y el padrino, etc. Por todo esto la selección de los colores debería de ser uno de las primeras elecciones a las que nos enfrentemos a la hora de comenzar a abordar los preparativos de nuestra boda.

Dejar un comentario