Gastronomía y Eventos

Tarta mousse de fresas

image

Esta es una sencilla receta para elaborar una tarta con una textura de mousse que está para chuparse los dedos. Es facilísima de hacer y no necesita horno. En este caso os vamos a enseñar una hecha con fresas, pero nos servirá casi cualquier fruta de temporada. Con las cantidades que pondremos a continuación nos saldrá una tarta perfecta para un molde de unos 18 centímetros. Si utilizamos un molde más grande tendremos una tarta más bajita.

 Para la receta necesitaremos los siguientes ingredientes:
- Una plancha de bizcocho genovés (Podemos comprarlo o hacerlo en casa)
- un poco de almíbar ( hervimos 50 gr. de azúcar com 50 gr. de agua durante unos minutos. Lo podemos aromatizar con cualquier esencia)
- 250 gr. de fresas.
- 150 gr. de azúcar blanca.
- 300 ml. De nata (35 % materia grasa)
- 100 ml. De leche
- 6 hojas de gelatina
- Fresas para decorar
Procedimiento:
1. Lo primero que haremos será preparar nuestro molde que ha de ser desmoldable. También podemos usar un aro de repostería.
2. Cortamos el bizcocho siguiendo como guía nuestro molde para que no quede ningún hueco. Y lo colocamos en el interior del molde. El bizcocho nos servirá como base para nuestra tarta. Si no tenemos bizcocho también podemos usar la típica base de galletas con mantequilla.
3. Hacemos un puré con las fresas. Para ello pondremos en el vaso de nuestra batidora las fresas y la mitad del azúcar (75 gr.) y trituramos bien. Colamos esta mezcla con un colador bien fino para eliminar todas las pepitas de las fresas. Con esto conseguiremos una textura más fina.
4. Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua bien fría para poder usarlas más adelante.
5. En un cazo a fuego medio vertemos las fresas trituradas y cuando esté caliente añadimos la leche.
6. Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina que tendremos que disolver bien utilizando unas barillas manuales. Reservamos esta mezcla fuera del fuego.
7. Ahora es el momento de semimontar la nata. Para ello tendremos que batir bien la nata con el resto del azúcar (75 gr). Si tenemos barillas eléctricas nos será más fácil. Pero también lo podemos hacer con un batidor manual. La nata estará lista enseguida. No hay que montarla del todo.
8. Por ultimo mezclamos la nata con la mezcla de fresas vamos añadiendo nata poco a poco y mezclando bien con movimientos envolventes para que no baje la mousse. No podemos mezclar muy rápido porque es importante conseguir la textura de mousse en esta receta. No queremos que se nos quede apelmazado. Así que en este paso hay que tener paciencia.
9. Finalmente vertemos la masa en el molde que habíamos preparado con nuestro bizcocho. Pero antes cortamos fresas en tres láminas cada una y forramos todas las paredes del molde con ellas (como veis en la foto). Cuando esto está hecho se echa nuestra masa y lo guardamos en la nevera. Lo ideal es que repose toda la noche y si no tenemos tanto tiempo, debemos dejarlo en frío al menos 6 horas.
10. Cuando ya tenemos la tarta terminada sólo nos queda decorarla. Para ello podemos hacer muchas cosas, incluso dejarla como está o ponerle mermelada de fresas por encima. Yo opté por fresas naturales decoradas con chocolate templado.
Como veis es una receta fácil que podemos hacer en casa con muy pocos ingredientes y os aseguro que el sabor es genial. Es una manera estupenda de que los niños coman fruta. Y a los mayores les encantará.

Dejar un comentario